Historia De La Filantropía De Nordson

 

La Fundación Nordson Corporation remonta sus orígenes a 1952, cuando la U.S. Automatic Corporation, bajo el liderazgo de Walter G. Nord, estableció The U.S. Automatic Foundation. 

En 1966, U.S. Automatic se fusionó con Nordson Corporation y pronto, después de la fundación, el nombre cambió a Nordson Foundation. El nombre actual, Nordson Corporation Foundation, fue adoptado en 1988 cuando la fundación original se disolvió para crear dos entidades separadas. La segunda entidad es la Nord Family Foundation. Actualmente, las dos fundaciones funcionan de forma independiente. 


Walter G. Nord, el fundador de la empresa, estableció la fundación original según una filosofía de contribución corporativa que se ha preservado durante más de cuatro décadas y que todavía es compartida por el equipo de administración actual de Nordson. La filosofía afirma: “Nordson Corporation, como ciudadana corporativa de las comunidades donde realiza negocios, reconocerá sus responsabilidades sociales al compartir su éxito financiero de manera que mejore la calidad de vida de sus empleados, sus familias y sus vecinos”.
A principios de 1950, la empresa comenzó a destinar un porcentaje de sus beneficios anuales a usos caritativos, principalmente en el condado de Lorain, Ohio.

A medida que la empresa creció en tamaño y alcance geográfico, adoptó la política de dedicar un promedio de un 5 por ciento del beneficio antes de impuestos para fines filantrópicos en todas las comunidades de los EE. UU. donde Nordson cuenta con importantes centros.

 

Hoy en día, la tradición de contribución corporativa continúa y se refleja en los programas de contribuciones múltiples de Nordson, que incluyen: La Nordson Corporation Foundation; el programa voluntario para empleados Time ‘n Talent; el programa Matching Gifts Program que corresponde a las donaciones de empleados y jubilados a organizaciones sin fines de lucro y escuelas; la campaña anual United Way Campaign, en la cual la empresa compensa las donaciones de empleados y jubilados; el Nordson Depot, una estación de tren renovada dedicada a Evan Nord y James C. Doughman, que ofrece espacio gratuito para reuniones de grupos cívicos y sin fines de lucro; y numerosas donaciones en especie que incluyen contribuciones con fines educativos de equipos a universidades.

Actualmente, la tradición de la contribución corporativa continúa. Nordson sigue destinando el 5 por ciento de sus ganancias internas antes de impuestos para fines caritativos en el condado de Lorain en Ohio; en los condados de Gwinnett, Dawson y Emanuel en Georgia; en Providence, Rhode Island y sudeste Massachusetts; en el condado de San Diego, California; y en el condado de Mercer, Nueva Jersey.